Las rodadas no solo son en bici, también en patines

Por Transeúnte , 5 de October de 2011

Por Daniel Almeida@DanielAlmeidaMX

Mientras la gente en el Zócalo de la Ciudad de México empieza a disiparse en diferentes direcciones, después de haber disfrutado de la grandeza de la plancha durante la tarde de un viernes, otro grupo de personas se reúne con el propósito de salir a rodar en patines. El sonido de las ruedas empieza a resonar entre las paredes del Centro Histórico y los aplausos de la gente que va pasando por ahí no se hacen esperar, los rollers –o patinadores – ofrecen un espectáculo con los movimientos que han aprendido.

“Salí a patinar para pasear con mi hijo sobre Paseo de la Reforma los domingos, así podía seguirlo en su bicicleta… Ahora, lo que he aprendido los últimos seis meses no se compara con los 35 años que tengo patinando” dice Vicent, “Vicente” Etcheverry, francés erradicado en México. Él empezó a patinar desde los 7 años, pero nunca pensó que una serie de paseos sobre más de cuatro ruedas se volvería uno de sus mayores pasatiempos.

Por otra parte, Johnatan ha encontrado en los patines una alternativa de transporte. “Trabajo por el auditorio, para transportarme al Zócalo hago 30 minutos… el mismo tiempo que en el metro. La ventaja de ir en patines es que vas oyendo música, relajado”, otro patinador que además es ciclista, Ricardo Bátiz considera que patinar “es como caminar, pero rápido”.

El grupo llamado Rollers en México nació en mayo pasado cuando varias personas, entre ellas Vincent y Jonathan, se pusieron en contacto a partir de esta práctica común, el moverse en patines. “Entonces nos preguntamos ¿por qué no hacemos el ciclotón juntos? La idea era no patinar solos, entonces empezamos a repartir panfletos y empezamos a ir a la villa cada domingo”, explicó Vincent.

Desde entonces y en tan solo 14 meses este grupo de patinadores ha logrado reunir, en promedio, a 45 personas en sus dos trayectos; el nocturno, de los vienes a las 20 horas, inicia en el Centro Histórico, con punto de encuentro en los arcos del Zócal, y finaliza en La Villa. El domingo a las 11 de la mañana también ruedan, desde el hemiciclo a Juárez hasta la fuente de Petróleos Mexicanos ubicada en la intersección de Reforma y Periférico. Han llegado a ser hasta 80 personas en un solo día y actualmente cuentan con 300 miembros en su página de Facebook.

Existen varias formas de practicar el patinaje en el DF, en las que se usan distintos tipos de equipo, entre ellas están el patinaje agresivo, en la que se saltan diferentes obstáculos como escaleras, rampas o tuberías. El hockey sobre ruedas, en el que se adapta el hockey en hielo tradicional a las necesidades de las ruedas. El hockey de velocidad, en el que se busca lograr la mayor distancia en el menor tiempo posible. El slalom, que consiste en la que se ordenan conos en línea recta, a una distancia de 80 centímetros, para esquivarlos de manera zigzageante, o el freeride, en el que el propósito simplemente es hacer recorridos.

A pesar de que las principales disciplinas que se practican en el grupo de Rollers en México son el slalom y el freeride, son los únicos que se reúnen para hacer paseos nocturnos. Vicente plantea su inquetud: “En París existe recorridos nocturnos que están bien formados y que tienen hasta 14 mil patinadores ¿por qué no podemos hacerlo aquí en México?”. Estos recorridos están abiertos a recibir personas que hagan otras disciplinas, incluso gente que no tenga experiencia patinando, como lo recalca Vincent: “mucha gente no patina pero se siente identificada y por ello se integra al grupo” .

Es así como andar en patines une diferentes estilos de vida con Rollers en México: “A mi mamá se le hacia raro que se pudiera salir a patinar en las noches, pero cuando le enseñé fotos comprendió lo que hacíamos”, nos comparte Carolina Flores, estudiante de control de transito aéreo, quien recorre en sus patines alrededor de 30 kilómetros a la semana, además de los que suma con los recorridos nocturnos. “Patinar es sentirte libre de disfrutar el poder de tu cuerpo, es una manera de despejarnos, ejercitarnos y divertirnos, todos los que estamos en este grupo nos estamos ayudando a ganar seguridad”, cabe mencionar que después de el ejercicio hecho durante los paseos, el grupo se toma tiempo para convivir un poco.

Aunque los paseos nocturnos no son recomendables para niños, patinar no tiene edades. Hay integrantes como Emmanuel, de 7 ańos de edad, hijo de Vicente, que después de que en el Liceo Franco Mexicano le pidieran patines en tercer año de kinder, como materia recreativa, ha adquirido las habilidades suficientes para acompañar al grupo tanto en el recorrido nocturno como en el diurno.

Al grupo les gustaría contar con escolta, pero no han encontrado una sola institución que les pueda proveer el servicio de protección directamente y tienen que solicitar múltiples permisos a varias dependencias y cumplir los requisitos que cada una exija, por lo que recomiendan usar ropa colorida. “Es peligroso para nosotros, nos han aventado el coche.

Las dificultades mas comunes son que el pavimento esta en mal estado,  como paseamos de noche a veces no nos ven, hasta los mejores integrantes han tenido accidentes” explica Vicente, y Carolina complementa: “la gente es intransigente con los peatones y con los que patinamos, pues no seden el paso u obstruyen el paso de los lugares exclusivos que también nos sirven a nosotros los patinadores, como lo son las rampas para discapacitados o los pasos peatonales”.

Todos los integrantes están de acuerdo en que es difícil trasladares de un lugar a otro, dado a que en muchos lugares esta prohibido el uso de patines, como en los supermercados, restaurantes o el transporte público como el Metrobus, el Metro o camiones y microbuses.

En el distrito federal existen varios lugares en los que se pueden usar los patines como deporte. En el autódromo hermanos Rodríguez cerca del metro Puebla hay diversos circuitos, uno de ellos para patinaje de velocidad, otro para hacer hockey sobre asfalto y otro para patinaje agresivo. También están los parques de Tacubaya, debajo de los puentes y la pista de la Normal, ubicado en el metro con el mismo nombre, debajo de Circuito Interior. Sin embargo los integrantes de Rollers en México consideran que el mantenimiento en estos parques es insuficiente y a veces carecen de alumbrado público, lo que los hace inseguros. Ellos hacen una invitación a bierta a unise a su grupo por medio de su slogan: “No patines solo”.

Temas: , , , , , , , , , , ,

  • jazmin

    donde se localizan??

Slideshow by webdesign