La movilidad no motorizada: ¿Un paso adelante del Presupuesto 2012?

Por Xtabai Padilla, @alixtabai , 23 de noviembre de 2011

Por primera vez en la historia de los presupuestos en México el término “movilidad no motorizada” fue añadido al artículo 47 sobre los recursos federales, los cuales se asignan al Fondo Metropolitano que se distribuye en 47 Zonas Metropolitanas del país. El día 15 de noviembre el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2012.

Cabe destacar que la intención del Fondo Metropolitano es subsidiar a los gobiernos locales para la ejecución de acciones que propicien un desarrollo urbano sustentable ante el acelerado crecimiento de las ciudades. Entre los temas que se cubren, además del de transporte, se incluyen los de agua potable, drenaje, residuos y modernización de infraestructura.

Sin embargo, en un estudio sobre la gestión del Fondo Metropolitano realizado por ITDP México, en colaboración con la BiciRed, se encontró que del año 2006 a 2010 se han asignado 22 mil 356 millones de pesos al Fondo, de los cuales, 15 mil 425 millones fueron designados a infraestructura vial y de transporte, de este monto, el 75.1% fue infraestructura para el automóvil. Si sacamos de esta ecuación la construcción de la línea 12 del metro, este porcentaje se eleva a un 87.1%.

Lamentablemente, el total de recursos que se destinaron a obras para el automóvil no han resuelto el problema de movilidad de las ciudades, sino que, arbitrariamente, incentivan un mayor uso del mismo, provocando externalidades negativas como mayores emisiones de gases efecto invernadero, accidentes de tráfico, congestión y daños a la salud.

De haber contemplado la movilidad no motorizada en el período sobre el que se hizo el estudio, 2006 – 2010, y contemplando que un 5% del total del rubro pudo estar etiquetado para ese tema, hoy en día se tendría una inversión de 771 millones en él, los cuales se verían reflejados positivamente no solo en el paisaje urbano, sino  en la calidad de vida de los habitantes de las Zonas Metropolitanas.

Es por ello que este es un logro importante para el Fondo Metropolitano. La inclusión del concepto de “movilidad no motorizada”  en los estudios, planes, proyectos, evaluaciones, programas, acciones, obras de infraestructura y equipamientos nuevos, en proceso y sin financiamiento, es el primer paso para ayudar, no sólo a incluir la bicicleta como un medio de transporte en los planes de desarrollo urbano, sino permitir la integración de sistemas de transporte multimodal en la ciudades, fomentando el derecho a la accesibilidad, a moverse de un lugar a otro de forma segura, a un menor costo y cómodamente, dándole prioridad al peatón y al ciclista.

Este proceso debe de legitimarse mediante la implementación de una Ley de transporte urbano sustentable y reglamentos de tránsito que los avalen.

Recordemos que mejorar la movilidad es cuestión de impulsar proyectos exitosos en cuanto a oferta de transporte eficiente, o sea, respuestas que logren llevarnos de un lado a otro. Es por ello que disminuir la demanda de uso del automóvil privado debe ser parte de los Planes de Desarrollo Metropolitano en mediano y largo plazo, teniendo como marco una Política Nacional de Movilidad Urbana.

Con estos 8 mil millones de pesos designados para 2012 para las 47 Zonas Metropolitanas, tanto las Entidades Estatales como los Municipios, deberán trabajar mediante una gestión pública y horizontal para resolver los problemas del “tráfico” en nuestras ciudades.

Usando los Consejos de Desarrollo Metropolitanos y las reglas de operación, los gobiernos deben reconocer que las nuevas vialidades, pasos a desnivel y distribuidores viales son inversiones de muy bajo beneficio, comparando con los altos costos. Paralelamente, la movilidad no motorizada trae consigo beneficios a la salud, los derechos humanos y el cuidado del medio ambiente.

Si en 2012 cada gobierno de las Zonas Metropolitanas invierte el 5% del total de sus fondos al peatón y a la bicicleta, esto sería suficiente para establecer planes realmente integrales de movilidad sustentable. Así, la meta de toda ciudad podría ser cumplida: tener una ciudad segura, justa y accesible para sus habitantes.

Temas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,