Reducción del uso del auto

Reducción del uso del auto

Parquímetros… Aún hay detalles por mejorar

Por Andrés Sañudo, @leonosan , 14 de enero de 2013

Los beneficios fueron inmediatos: la ocupación del espacio público por automóviles en Polanco pasó de estar saturada -por encima del 100%, debido al estacionamiento ilegal en banquetas, pasos peatonales, accesos, salidas y doble fila. Revisa más en este estudio previo de ITDP México- a niveles de disponibilidad por encima del 30%, incluso en horas pico (da clic aquí para acceder al documento con los resultados). Es decir, durante las horas de operación del sistema de parquímetros, se puede encontrar lugar casi en cualquier cuadra de la colonia Polanco, Ciudad de México. Ocupación antes de parquímetros en Polanco: Durante todo el año ha estado sobre la mesa la posibilidad de cambiar el esquema de regulación del espacio público en varias colonias del Distrito Federal. Esta renovada propuesta de parquímetros está fundada en lo que muchas ciudades alrededor del mundo llevan haciendo durante décadas, además de darle continuidad a lo que se hace desde 17 años atrás en las colonias Cuauhtémoc y Juárez: ponerle un precio al espacio público cuando se usa como estacionamiento de automóviles. Desde enero del año recién finalizado, 2012, el gobierno de la ciudad, mediante la Autoridad del Espacio Público, inició la colocación de estos aparatos en Polanco. Al cabo de casi 4 meses, los 6 mil cajones de estacionamiento en la vía pública de las cinco secciones de la colonia, estaban regulados por 426 parquímetros que operan de lunes a viernes, de las 8 a las 20 horas.

En las gráficas a continuación, se puede apreciar la ocupación promedio diaria en vía pública por automóviles estacionados en Polanco, donde rojo señala que la ocupación es del 86% al 100%, amarillo, del 51 al 85% y verde, tan solo de cero a 50% de ocupación.

Antes de los parquímetros, este era el promedio de ocupación en la colonia Polanco: Después:

Específicamente de 12 a 6 del día, hora de máxima demanda de estacionamiento por la comida, antes de los parquímetros:

Y de 12 a 6, después de los parquímetros:

 

ANTES DE PARQUÍMETROS

DESPUÉS DE PARQUÍMETROS

AHORRO

Tiempo de búsqueda

13:26 m

3:04 m

10:22 m

Horas hombre usadas en búsqueda de cajón

8.72 millones de horas anuales

1.99 millones de horas anuales

6.73 millones de horas anuales

Distancia recorrida en búsqueda de cajón

104.7 millones de km

23.9 millones de km

80.8 millones de km

Gasolina gastada en búsqueda de cajón

9.9 millones de litros

2.2 millones de litros

7.7 millones de litros

CO2 generado en búsqueda de cajón

23 mil toneladas al año

5 mil toneladas  al año

18 toneladas al día

 

Esto ha provocado una disminución de 16 minutos en el viaje: 13 minutos que la gente perdía buscando lugar y 3 minutos que se invertían en caminar al destino final. Con ello también se ha disminuido el combustible utilizado y las emisiones contaminantes en la colonia, así como los niveles de ruido. Esto le dio momentum a esta política pública, ya que vecinos de otras colonias han mostrado interés en la aplicación de la misma cerca de sus casas. Se siguió con la implementación en Lomas de Chapultepec y el gobierno ha sostenido reuniones con vecinos de muchas otras colonias como: San Miguel Chapultepec, Nápoles, Coyoacán, Roma y Condesa, entre otras.

Si bien por lo anterior se puede ver como un éxito la implementación de los parquímetros en Polanco, existen algunos puntos en donde creo que aún hay mucho por hacer para que la operación sea más eficiente y por tanto los beneficios mayores y más amplios:

  1. Los horarios y días de operación deberían estar sujetos a la demanda por zonas. Basta con dar una vuelta por Polanco después de las 8 de la noche, especialmente en jueves o viernes, o un sábado o un domingo para justificar que la regulación del espacio público debe extenderse a estos días y ampliar el horario nocturno.
  2. Es importantísimo una mejor y mayor participación de la Secretaría de Seguridad Pública para hacer más eficiente la aplicación del Reglamento de Tránsito Metropolitano, pues aún es común ver automóviles invadiendo las banquetas y pasos peatonales y entradas a cocheras. Un sistema de parquímetros demanda, en especial en sus inicios, la presencia de un número mínimo de oficiales de tránsito con la tecnología y material necesario para levantar multas, así como grúas operando continuamente para salvaguardar el espacio del peatón.
  3. El artículo 259 del Código Fiscal establece una cuota fija de 2 pesos por cada 15 minutos, lo cual debe ser modificado para establecer un rango en la tarifa que pueda oscilar de acuerdo a las condiciones de la demanda de estacionamiento en cada zona, a mayor demanda mayor precio y viceversa. De igual manera se tendría que añadir al Reglamento para el Control del Estacionamiento en las Vías Públicas del Distrito Federal, las reglas sobre cómo se hará la revisión de la demanda, para modificar periódicamente la tarifa para diferentes zonas y horarios según las necesidades, además de asegurarse de comunicarlo efectivamente a los usuarios. Complementariamente, se deberá buscar que la tarifa sea tal que mantenga al menos uno o dos lugares libres por cuadra en todo momento. Si la tarifa depende de la demanda, se facilita y fortalece la transparencia y comunicación del sistema al ciudadano, pues le queda muy claro por qué estacionarse cuesta cierta cantidad de pesos.
  4. Hay que fomentar el uso de aplicaciones como www.parkme.com, que permite informar al usuario sobre la disponibilidad de cajones por cuadra y de los estacionamientos públicos de la zona, con el fin de orientarlos e incidir sobre su decisión  en cuanto al modo de viaje. Si no hay estacionamientos disponibles en el destino, muchos de ellos, además de planear su viaje, decidirán llegar por medios como el transporte público o la bicicleta.
  5. Instrumentar mecanismos de inversión público-privada, para la reinversión inmediata de los recursos potenciales en el espacio público de las zonas, sin tener que esperar a juntar “pequeños” montos mes con mes -“pequeños” en cuanto a los costos que las obras públicas para mejoramiento del espacio de peatones y ciclistas necesitan cubrir-. Con ello se podría tener proyectos ejecutivos reales y cronogramas de implementación previos y así reformar todas las zonas en un tiempo mucho menor al establecido en la actualidad.
  6. Ampliar las formas de pago a tarjetas bancarias y de prepago, así como mediante el uso de telefonía celular y aplicaciones móviles.
Andrés Sañudo, el autor de este artículo, es especialista en gestión del uso del automóvil y demanda de estacionamiento para ITDP México.

Temas: , , , , , , , , , ,